19 May

Comunicado de apoyo a la Comunidad de Regantes del Canal de Cabarrús

La crisis producida por el virus COVD-19, también conocida como crisis del coronavirus, está copando toda la actividad informativa en lo que llevamos de 2020. Sin embargo, otras problemáticas que, o bien tienen un origen anterior o simplemente tienen un contexto diferentes, se han hecho completamente invisibles a la gente. A no ser, por supuesto, que seas una persona directamente afectada. Son, en ocasiones, pequeñas historias que, escapan al interés de los grandes medios de comunicación y empresas, pero que sin embargo cuentan con una gran repercusión a nivel local. Uno de estos sucesos se localiza en la cuenca del rio Jarama y tiene como epicentro el acceso al agua para el regadío de la Asociación de Regantes del Canal de Cabarrús.

La asociación aglutina a agricultores de muy diversos orígenes dentro de las poblaciones de Patones de Abajo, Torremocha de Jarama, ambos en la provincia de Madrid y Uceda, situada en Guadalajara. Podemos encontrar desde personas mayores que explotan sus huertos familiares, pequeños empresarios que venden sus productos cultivados de forma ecológica a grupos de consumo de Madrid y jóvenes que inician explotaciones agroecológicas apoyados en una formación del IMIDRA (Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario) denominada Simbiosis que trata de aunar agricultura ecológica y apicultura.

La concesión del agua data del año 1790, (aunque el regadío era muy anterior a esta fecha) durante el reinado de Carlos III, siendo el segundo más antiguo de España. (La concesión es a perpetuidad pero desde 1998 se necesita la aprobación de la Confederación Hidrográfica del Tajo) En un principio la concesión sería a perpetuidad, pero en el año 1998 dicha concesión cambió, pasando a tener un plazo de 20 años que se cumplieron en 2018. El año pasado se consiguió una prorroga anual que finaliza este año. En los orígenes se llegaron a regar 53 hectáreas quedando únicamente 4.3 Hc en regadío en la actualidad. En la aprobación de la concesión intervienen La Confederación Hidrológica del Tajo (CHT) y El Canal de Isabel II.

Por todo ello, a día de hoy los asociados están teniendo que comprar planta para poder sembrar sin saber si tendrán acceso al agua tan necesaria para el crecimiento de los cultivos. El problema es grave, tanto para las personas mayores que se mantienen activas gracias al trabajo agrario, consiguiendo además un ahorro en el gasto de su alimentación, como para los agricultores que inician la aplicación de los aprendizajes adquiridos fomentando la agricultura ecológica y el consumo de proximidad tan necesarios en estas fechas.

La negativa en la concesión conllevaría diversos problemas tales como: el abandono de la actividad agrícola y hortofrutícola con manejo respetuoso que aleja intereses urbanísticos y especuladores. La desprotección del paisaje tradicional de la comarca que invita cada año a turistas a ocupar las plazas hoteleras de la zona. Todo ello produciría una pérdida de puestos de trabajo y la consecuente despoblación de la comarca.

Desde la CSA queremos brindar todo nuestro apoyo a La Comunidad de Regantes de Canal de Cabarrús y deseamos que se les conceda una prórroga de la concesión y nos ponemos a su disposición para tomar las medidas que estén en nuestras manos para conseguir dicho objetivo.

Últimas Noticias

04-06-2020

Curso "Probioticos y Plantas, aliados para la salud"

19-05-2020

Comunicado de apoyo a la Comunidad de Regantes del Canal de Cabarrús

06-05-2020

La CSA Vega de Jarama inicia una campaña de nuevos socios