17 September

Chirivía: Propiedades y Usos

 La Chirivía: propiedades, origen, y todo lo que debe saber

La Chirivía es un raíz comestible de sabor dulcemente anisado con condiciones nutricionales superiores a la zanahoria, la conoce?, lo invitamos entonces a conocer este especial alimento.

¿Qué es la Chirivía?

La Chirivía es un alimento de alto interés nutritivo. Antes de adentrarnos en la información necesaria para conocer sobre La Chirivia es importante tener claro la diferencia entre lo que es una raíz y un tubérculo y de esta manera al momento de comprar nuestras hortalizas sabremos exactamente que estamos consumiendo, ya que en nuestra alimentación consumimos tanto raíces como tubérculos y es muy probable que no sepamos que son alimentos diferentes.

La raíz es el órgano que permite la estabilidad de la plantas, crece en sentido inverso a la luz solar conociéndose este fenómeno como fototropismo negativo, pero las raíces también son sensibles adicionalmente a un fenómeno que se conoce como geotropismo positivo, es así que este órgano es sensible a ambos fenómenos que determinan su crecimiento y direccionalidad, donde uno de los fenómenos está relacionado con la respuesta que tienen las plantas al efecto de la luz y el otro la respuesta relacionado con la tierra.

La raíz no tiene nudos, ni yemas y tiene como función adicional a la de sostén, la nutrición de las plantas. Existen raíces primarias, secundarias y las conocidas como raíces adventicias, estas últimas son las que se ubican a los lados del tallo y que le generan mayor soporte a la planta. Una característica más de las raíces es que tienen vellosidades o pelos absorbentes, además de estar cubiertas por una piel protectora.

Por su parte los tubérculos son tallos que se encuentran y crecen por debajo de la superficie del terreno y son generalmente engrosados. Este órgano de la planta tienen la función de almacenar nutrientes de reserva que serán utilizados por la planta en momentos de dificultad nutricional. Tienen a diferencia de la raíces yemas que pueden ser redondeadas o planas. Los tubérculos no poseen vellosidades o pelos absorbentes y tampoco tienen una piel o cubierta gruesa protectora.

Habiendo aclarado las diferencias entre tubérculos y raíces podemos dar algunos ejemplos que permitan terminar de incorporar la información al conocimiento y hablar en lo sucesivo con propiedad de estos dos tipos de alimentos. Es así que la yuca, el ocumo, la Chirivía y la zanahoria, son raíces, mientras que la papa y batata son tubérculos.

La Chirivía tiene como nombre científico Pastinaca sativa L. y recibe diferentes nombres comunes como: parsnip en América del Norte, Pastinake en Alemania, panais en Francia y  pastinaca en Italia, en los países centroamericanos la llaman zanahoria blanca.

La Chirivía como ya lo indicamos es una raíz, tiene color crema y al eliminar la piel que la recubre es de color blanco. Su forma es cónica, alargada y termina en punta hacia su parte inferior y abultada en el extremo superior. Es carnosa de sabor dulcemente anisado y con un toque picante, que activa las pailas gustativas e incorpora su sabor o acompaña de manera sin igual las carnes, sean blancas o rojas.

Origen

El origen de esta especie es el continente europeo pertenece a la familia Apiaceae, es importante señalar que si buscan información científica pueden encontrar que algunas indican que pertenece a la familia Umbelliferae, sin embargo, en la clasificación actualizada por los botánicos la familia umbelliferacea cambio a familia Apiaceae.

Se maneja información que la Chirivía es conocida y utilizada como alimento desde la época greco romana. Tiene su origen en Eurasia, siendo para la época un alimento básico y esencial, su uso culinario fue primero que el uso de los tubérculos como las papas o las batatas. A pesar de ser originaria de Europa fue introducida y su naturalización lograda con éxito en el continente Americano.

Es una planta que divide su crecimiento y sus estados vegetativos en dos tiempos diferentes y es por ello que se refieren a la Chiriviata como una planta bianual, en donde primero invierte toda su energía en el crecimiento y desarrollo de hojas y raíces y posteriormente en un segundo ciclo, es cuando aparece la floración y luego los frutos.

Por lo tanto, para que esta planta cumpla su ciclo completo de vida necesita mínimo dos años. Debido a que es oriunda de países donde se presentan generalmente las cuatro estaciones, primavera, verano, otoño e invierno, también se refieren que es una planta biestacional, es decir, que completa su ciclo en 2 ciclos estacionales.

Generalmente este tipo de raíces comestibles tienen una amplia historia, es por ello, que se encuentran evidencia que eran consumidas por los romanos, sin embargo, se presume que para la época era de crecimiento silvestre porque no se han encontrado pruebas de haber sido una especie cultivada.

Esta planta está distribuida de manera natural en buena parte del territorio europeo y asiático, posteriormente fue distribuida o introducida en otros continentes por los diferentes episodios de conquistas en territorio del continente americano. La adaptación de la planta a las nuevas condiciones climáticas y tipos de suelo a modificado un poco la calidad del sabor original de esta raíz comestible.

La familia Apiaceae esta compuesta por aproximadamente 250 géneros y más de 2.000 especies. Tienen una amplia distribución a nivel mundial, sin embargo, se encuentran con preferencia en climas con temperaturas templadas, aun cuando la mayoría de sus especies tienen un alto nivel adaptativo.

 Para reconocer las especies pertenecientes a esta familia es importante conocer algunas de sus características distintivas entre las que podemos nombrar en primer lugar que son plantas muy aromáticas, con sabores que se diferencian entre cada especie, pero igualmente sutiles, anisados y un toque picante que no interfiere ni disgusta al paladar.

Son plantas herbáceas, cuyas hojas tienen una disposición alterna alrededor del tallo y dan la impresión de una forma arrosetada, los bordes de sus hojas son dentados. Las especies silvestres se diferencian un poco de las especies cultivadas en su tallo, ya que las silvestres tienen un tallo con gran cantidad de vellos, estando estos ausentes o en menor proporción en las especies cultivadas.

Debido a que su origen es de zonas temperadas, las plantas hortícolas de la familia están adaptadas para crecer con temperaturas más o menos moderadas, con un óptimo entre 15 y 17°C, por lo que son catalogadas como hortalizas de estación fría. Existe una característica adicional cuando es cultivada en la época de temperaturas bajas y es que su contenido en almidones disminuye porque estos son transformados en azúcares, lo que le confiere a la raíz un sabor mucho más dulce de lo normal.

Es así que los conocedores de estos detalles pueden identificar el tiempo de cosecha de la raíz y dependiendo del sabor que más les guste o deseen dar a su platillos deciden de que época de cultivo y cosecha utilizar el producto. La especie de Chirivía es muy resistente a determinadas condiciones, es considerada una especie incluso rústica, no obstante, es susceptibles a heladas cuando éstas son intensas, esta susceptibilidad es más fuerte en ciertas etapas de su desarrollo.

En su etapa de floración es distinguible ya que sus flores se disponen en inflorescencias que toman la distribución de un racimo, donde todas la flores surgen de un punto común y se disponen en forma de abanico, algunas con llamativo color blanco-verdosas que contrasta con el verde oscuro de sus hojas.

El fruto es seco y se caracteriza por contener y cuidar con celo sus dos únicas semillas. Dentro de las especies más conocidas de la familia se encuentran la zanahoria, el apio, el hinojo y el perejil.

Beneficios

 Los beneficios de esta rica raíz son numerosos y superan con creces a los beneficios nada despreciables de la zanahoria. Es probables que su color no sea atractivo para los consumidores per seguramente luego de leer todos los aportes nutricionales que tiene la Chirivía comenzaran a incorporarla en su dieta. Existen dentro de las especies pertenecientes a la familia de la apiaceaes una diversidad enorme de usos que van desde lo gastronómico hasta lo medicinal, curiosamente la Chirivía los tiene todos.

 

Desde la antigüedad, a muchas de estas apiáceas se les han atribuido propiedades medicinales, y en la actualidad existe un enorme interés ya que la mayoría de las especies tienen efectos que inciden tanto en la nutrición como en la salud, adicionalmente la Chirivía tiene es su composición aceites esenciales de gran importancia y extraordinarios beneficios.

Calorías

 Es usual que las personas jóvenes tengan un gasto energético mayor por tener una alta actividad física y por ende tienen un requerimiento mayor de calorías. Sin embargo, más allá de la lógica mientras más activo más gasto energético, existen cálculos para las demandas calóricas tomando en cuenta el género y los rangos de edad.

Las mujeres que se encuentra en grupos entre 14 a 26 años de edad y que son activas necesitan un mínimo de 1200 y 2000 calorías diarias, mientras que los Hombres en este mismo rango de edades también activos necesitan entre 2200 y 2500 calorías diarias. Solo 100 gramos de Chirivía contienen 75 calorías, esto representa el 4% del total diario de calorías necesaria.

Las Chirivías no aportan nada a tu índice de grasa corporal, en esta época donde la estética, y lo saludable es lo que marca la vida es una noticia fabulosa. Tienen un contenido de grasa total ubicado en el 0% por cada 100 gramos de Chirivía que se consuma.

La ausencia de grasas es compensado por el contenido de carbohidratos y azúcares que posee esta raíz. Cada 100 gramos aporta 18 gramos de carbohidratos y 4,80 gramos de azúcar, sin embargo, pueden tener la tranquilidad de que el metabolismo humano hará su mejor trabajo con estos valores inteligentemente incorporados cuando nos alimentamos con este maravilloso alimento.

También la Chirivías aporta el 16% de la fibra necesaria del consumo diario. Un adulto debe consumir diariamente un mínimo de  25 gramos de fibra y en 100 gramos de Chirivia estará incorporando 4.9 gramos.

Algunas de las vitaminas presentes en 100 gramos de esta raíz son: la Vitamina B-9 o mejor conocida como ácido fólico, cada 100 gramos de Chirivía contiene 67 mili gramos de ésta vitamina, también tiene Vitamina K, donde cada 100 gramos contiene 22,5 micro gramos, de Vitamina C contiene 17,0 mili gramos y de Vitamina E contiene 1,49 mili gramos.

También contiene minerales importantes como el Calcio donde 100 gramos de Chirivia contiene 36 mili gramos de calcio, 375 mili-gramos de Potasio, 29 mili-gramos de Magnesio. Es importante resaltar que el magnesio regula los niveles de glucosa y es por ello que se dice que la Chirivia previene la diabetes.

 Esta raíz contiene 71 mili-gramos de Fósforo,  10 mili gramos de Sodio, 1,8 micro gramos de Selenio, el selenio es responsable de las condiciones antioxidantes en el organismo, la Chirivia aporta el 3% de la cantidad necesaria de la ingesta diaria.

Medicinales

El consumo de Chirivía tiene un efecto positivo en nuestra salud, tiene propiedades diuréticas, su contenido en fibra influye de manera favorable en el sistema digestivo, dentro de las características medicinales que se le atribuyen a la Chirivia se encuentra el aliviar los dolores de estómago, por tener acciones relajantes. Los problemas de estreñimiento también pueden ser mejorados con el consumo de este alimento.

Las chirivías son un alimento muy indicado en mujeres que se encuentran en periodos de gestación, ya que la Chirivía tiene un contenido importante en vitamina B9 o ácido fólico lo que contribuye en la prevención de que se generen probables defectos congénitos en el feto.

También tiene incidencia sobre el sistema inmunológico de quien la consume y esto se debe a su alto contenido en vitamina C. La presencia de flavonoides en la Chirivías les confiere también un poder antioxidante, pero las cualidades medicinas no se quedan allí, la Chirivía también contiene aceites esenciales que son antinflamatorios, que además coadyuvan con la tonicidad y salud de órganos tan importantes como los riñones.

Si el hecho de que esta raíz comestible pertenezca a la familia de las apiaceas le inquieta por su contenido de aceites esenciales que están relacionados con posibles efectos alucinógenos, no hay nada que temer ya que éstos no se encuentran en esta raíz en cantidades como para tener este tipo de efectos en las personas que las consumen, el único efecto hipnótico o alucinógeno es el generado por su exquisito sabor, así que consúmalo con la tranquilidad de que saber que es un alimento saludable.

Este es un alimento que tienen también condiciones prebióticas, es decir, ayuda a incrementar la flora bacteriana buena en los intestinos, por lo tanto, también contribuye a una mejor digestión, que acompañado con el contenido en fibra permite desocupar de manera natural el colón y esto se traduce en una alimentación preventiva a posibles generación de células cancerígenas.

Estas acumulaciones de desechos en los intestinos que pueden dejar el consumo de carnes rojas, también puede ser contrarestado con el consumo e incorporación a su dieta de la Chirivía, debido a que otros de los componentes que se encuentran dentro de los aceites esenciales de esta magnífica raíz están los terpinolenos que disminuyen la producción de nitrosamidas.  Las nitrosamidas están plenamente identificadas y estrechamente ligadas en pacientes que presentan cáncer de colón.

 La Chirivía tiene una propiedad que permite un efecto vasodilatador, es por ello, que personas diagnosticadas con problemas de tensión arterial alta la recomiendan como un alimento que contribuye a controlar la tensión arterial y por supuesto a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Es utilizada y recomendada por los nutricionista en los regímenes dietéticos ya que sus características diuréticas y su contenido en fibra soluble contribuyen a mantener los niveles de colesterol en sangre bajos y evitar la retención de líquido.

La chirivía es una hortaliza que para desarrollarse necesita de climas con temperaturas que no superen los 17°C, generalmente es reconocida como un cultivo de invierno. Es una planta bastante resistente e incluso rústica, con mucho parecido a la zanahoria, sin embargo, su color crema blancuzco es poco apetecible, lo que juega en su contra ya que los consumidores la encuentran poco atractiva, siendo entonces una hortaliza de baja demanda comercial y poco utilizada en la cocina, sin embargo, sus características nutricionales y alimenticias, acompañado de su sabor, son una alternativa culinaria que no debe faltar en los hogares.

Esta raíz entrega una diversidad de usos que permiten que sea utilizada en diferentes formas desde cremas, purés, cocidos, guisados, fritas, horneadas e incluso si sus hojas no están marchitas pueden ser consumidas como las espinacas o las acelgas.

Como incorporar este nutritivo alimento a nuestra cocina:

Las Chirivías tienen usos muy similares a las zanahorias, no obstante, su color blancuzco le resta prestancia cuando van hacer servidas es por ello, que debemos adornar la presentación de este nutritivo alimento, no olviden los comensales comen primero con la vista.

Las Chirivías deben ser peladas para eliminar la fina piel que las cubre y las pequeñas raíces de su exterior, para hacer cremas o purés deben ser cocidas y/o hervidas por al menos 15 minutos, para luego licuar o triturar dependiendo de lo que se quiera presentar en la mesa. Hay personas que prefieren mantener todo su valor nutritivo y no eliminan su piel ni las raicillas, si es su caso, recuerde lavarlas muy bien.

La Chirivía aparte de ser un plato principal también puede ser utilizada como guarnición o como base de una exquisita porción de carne. Su sabor suavemente anisado es un perfecto acompañante al incorporar otro tipo de vegetales o legumbres.

Para los más pequeños de la casa podemos ofrecerle una merienda saludable y nutritiva, cortando la chirivía en finos palitos que posteriormente colocaremos en el horno después de colocarles un poco de sal y aceite de oliva, quedaran crujientes y deliciosos.

  Generalmente cuando son Chirivías de invierno suelen tener un sabor más dulce, estas Chirivías si tienen la oportunidad de conocer la estación de cosecha, pueden ser también utilizadas para ser incorporadas en postres como mermeladas, quedan deliciosas y pueden ser untadas en las galletas o panecillos tostados. Es saludable y muy sabrosa.

Si después de conocer todas las propiedades nutricionales y medicinales que tiene esta raíz deseas aventurarte en preparar algo sencillo pero verdaderamente delicioso en tu cocina,  acá dejamos una receta con el detalle de los ingredientes y la manera de prepararla donde la protagonista principal no podía ser otra que la Chirivia.

Solo debes tener

250 g de chirivía (recuerda, es una raíz)

160 g de patata (recuerda, es un tubérculo)

90 g de mantequilla

200 ml de nata

Cómo se prepara:

Primero deben Pelar y trocear la chirivía y la patata.

Colocar los trozos de Chirivía y Patata junto con la mantequilla y cocinar al vapor durante al menos 15 minutos

Cuando estén blandas agregar la nata y dejamos cocer por 20 minutos más. Luego se trituran y se rectifica el sabor con sal y pimienta.

Puede consumirlo como un acompañante o como actor principal de un gratinado en capas de Chirivía y Patata.

 

 Información extraida de http://hablemosdealimentos.com

 

22-10-2018

Tomates verdes: propiedades y recetas